Envío GRATIS a toda la península | Hasta el 31 de octubre 2021

3 CONSEJOS PARA PREPARAR NUESTROS PIES PARA LA PRIMAVERA

por Carmelo Romero Urbano en March 25, 2021

3 CONSEJOS PARA PREPARAR NUESTROS PIES PARA LA PRIMAVERA

 

Ya está aquí una de las estaciones más bonitas del año, todo tiene otra luz y color y las flores lo inundan todo, llega puntual a su cita la primavera.

 

Una de las cosas que acompañan a la primavera es que sin darnos cuenta volvemos a enseñar nuestros pies. Las botas y el calzado cerrado van a ceder el protagonismo a las sandalias y el zapato abierto porque el verano está ya a la vuelta de la esquina.

 

Durante estas primeras semanas de primavera solemos seguir utilizando tanto calzado abierto como cerrado debido a la gran variación térmica entre la mañana y la noche.

El zapato cerrado ideal para esta época es necesario que sea flexible y que permita la transpiración. Al existir tantos cambios térmicos a lo largo del día puede provocar una acumulación de calor que beneficia la sudoración excesiva y una probable aparición de hongos.

Siempre es importante que la suela sea resistente y no muy fina. Una suela excesivamente fina puede aumentar la tensión en la fascia plantar, el tendón de Aquiles y los gemelos.

 

Si el clima nos permite el zapato abierto tipo sandalias, es importante que este pueda sujetar bien el pie ya bien, la opción de velcro nos permite adaptarlo en todo momento si es necesario. La suela debe ser semirrígida para una correcta absorción del impacto y antideslizante.

Apuesta por el calzado español y de calidad, olvídate de las sandalias fabricadas en China con materiales plásticos o de baja calidad.

Pasar del zapato de invierno al zapato abierto implica el dejar de utilizar calcetines y esto hace que el pie esté en contacto directo con el zapato, con el peligro de rozaduras que puede aparecer si el zapato no es confortable.

Por lo que deberemos extremar la hidratación de los pies en primavera siendo mucho más estrictos. La solución ideal es realizarse friegas en los pies antes de acostarse con una crema específica para el pie.

Así tendremos los pies hidratados y evitaremos la formación de grietas o heridas producidas por la sequedad de la piel.

La primavera también marca el inicio del protagonismo de nuestras uñas y su estética. Debemos aprender a cortar las uñas de la manera correcta, el corte debe ser cuadrado sin dejar bordes irregulares y limando ligeramente las esquinas con una lima de pedicura de cartón.

El uso del zapato abierto marca el inicio de la temporada del esmalte de uñas pero no debemos utilizarlo de manera prolongada ya que podemos estar generando un ambiente idóneo para la aparición de hongos.

Y la mejor de las recomendaciones posibles es siempre acudir a tu podólogo de confianza para una puesta a punto. Como especialista en nuestros pies podrá examinarlos y comprobar que no existe ninguna patología y si la hay poner el remedio correcto para ello.

Vamos a daros 3 sencillos consejos para empezar primavera con buen pie:

1. Una buena elección de calzado

 

 La primavera se caracteriza por un tiempo cambiante a lo largo del día, por el día las temperaturas nos piden un zapato abierto pero al llegar la noche, las temperaturas más bajas nos van a indicar que deberemos utilizar un zapato cerrado.

Si optamos por un zapato cerrado es necesario que sea flexible y que permita la transpiración. Al subir la temperatura exterior también sube la temperatura de nuestros pies y si el calor se queda atrapado esto beneficia la sudoración excesiva y una probable aparición de hongos.

Y el zapato abierto tipo sandalias tiene que poder sujetar al pie ya bien con unas tiras o una zona dorsal. La suela debe ser semirrígida para una correcta absorción del impacto y antideslizante.

 

2. Unos pies de pelicula.

 

Las uñas son muy importantes por tener una función de barrera protectora muy importante. Debemos aprender a cortar las uñas de la manera correcta, el corte debe ser cuadrado sin dejar bordes irregulares.

Estos meses marcan el inicio de la temporada del esmalte de uñas y no debemos utilizarlos de manera prolongada ya que podemos estar generando un ambiente idóneo para la aparición de hongos.

3. No olvides visitar al podólogo

 

Acude a un podólogo de confianza para una puesta a punto. Como especialista en nuestros pies podrá examinarlos y comprobar que no existe ninguna patología que se podría agravar más en los meses siguientes

 

¿QUIERE COMENTAR ALGO SOBRE ESTE ARTÍCULO?

Los comentarios deben ser aprobados antes de aparecer


VOLVER ARRIBA