-10% dto. en todos los zapatos y sandalias | Hasta el 31 de julio 2021

Dime qué problema tienes en tus pies y te diré qué zapato necesitas

por Carmelo Romero Urbano en March 11, 2021

            

 

Dime qué problema tienes en tus pies y te diré qué zapato necesitas

Los seres humanos tenemos una característica importante, todos somos diferentes, pero a la hora de la morfología de nuestro cuerpo y más en este caso de nuestros pies, podemos encontrar muchas similitudes.

Existen multitud de enfermedades y problemas que pueden afectar a nuestros pies, la solución a muchos de estos problemas consiste en adaptar a nuestro calzado una plantilla ortopédica que corrija estas dolencias.

Una vez que detectamos algún tipo de problema que no nos permite caminar correctamente o nos produce dolor debemos acudir a un especialista, un podólogo realizará un estudio que determinará cuál es la solución más adecuada para nuestro problema.

Hoy en día la medicina en este sector está avanzando mucho y hay alternativas a las plantillas ortopédicas como son los tratamientos de laser, infiltraciones, así como gimnasia exclusiva para esas dolencias. Todas estas soluciones tienen que complementarse con un calzado especifico para cada problema, incluso este puede ser suficiente para corregir pequeñas dolencias.

Pero si nuestro problema pasa por la necesidad de utilizar plantillas anatómicas, necesitamos encontrar el zapato adecuado para ellas, ya que una talla más no es la solución, la plantilla no encaja a la perfección y puede hacer que nuestro pie no este en la posición adecuada y la plantilla no efectúe la corrección qué buscamos.

En el mercado existen infinidad de plantillas, cada podólogo fábrica un tipo diferente de plantilla con materiales más o menos rígidos y no todas sirven para el mismo tipo de problema.

Por ello te vamos a ofrecer unas recomendaciones sobre la plantilla adecuada según tu problema y el calzado que debes adquirir para cada una de ellas, siempre teniendo en cuenta las pautas que nuestros podólogos nos den.

Todas las plantillas tienen que cumplir unos requisitos genéricos, se realizan con materiales de alta calidad, han de ser capaces de absorber impactos y adaptarse a factores como el peso o la actividad que su usuario va a desarrollar.

Ahora os detallaremos distintos problemas que pueden surgir en vuestros pies y recomendaremos cual puede ser vuestro zapato ideal siendo necesario acudir a vuestro establecimiento de confianza dónde os asesorarán encontrando el  zapato que mejor se adapta y pueda sacar el 100% del rendimiento de vuestra plantilla.

 Fascitis plantar

La fascitis plantar es una dolencia bastante común que surge por la inflamación de la fascia un tejido que se encuentra en la parte posterior del pie, en el talón que provoca dolor constante incluso en reposo es aconsejable realizar un estudio de la pisada y crear una plantilla personalizada para corregirlo.

La fascitis plantar es más común en los pies cavos ya que el apoyo se encuentra más marcado en la zona del talón y de los metatarsos, lo que provoca un apoyo incorrecto del pie. Es importante que esta dolencia se aborde en sus primeras etapas, de esta manera obtendremos buenos resultados con unas taloneras que amortigüen el impacto del talón al caminar. La elevación del talón alivia la tensión de la fascia plantar y puede calmar ese dolor.

Estas plantillas se caracterizan por ser muy gruesas en la zona del talón lo que aporta descarga de presión en esta zona. El material suele ser de una densidad suave para amortiguar el impacto, también tienen la lágrima en la zona del metatarso para equilibrar el apoyo.

Qué tipo de calzado es el más adecuado

Recomendamos calzados donde el contrafuerte sea alto para que pueda albergar bien la anchura de nuestra plantilla y a su vez sujetar la zona del talón de esta manera hacemos que la plantilla no se mueva ni se deforme ,además este calzado en su suela debe disponer del sistema soft o descarga de talón.

                                 deportico de cuña mephisto de color beig

 

Pie Cavo

Un pie cavo se caracteriza por tener el arco del pie demasiado pronunciado esto provoca que todo el impacto de la pisada recaiga en la zona del talón y los metatarsos, por lo que se cargan con mucha facilidad.

 Es común que teniendo esta dolencia podamos sentir calambres en la zona del metatarso incluso agarrotamiento en los dedos, provoca durezas y callosidades dolorosas, dedos en garra, tendinitis, cansancio y dificultad para permanecer en pie.

Para la solución de estos dolores son necesarias las plantillas anatómicas que corrige el apoyo del pie y nuestra pisada, descargando la zona del arco y evitando que la planta y el talón reciban todo el impacto al andar.

Qué tipo de calzado es el más adecuado

La principal característica de este calzado debe ser su anchura en la zona del metatarso para evitar la presión de los dedos dentro del zapato, la horma ha de ser amplia para que los dedos puedan moverse con toda libertad. Es recomendable que el cierre de este calzado sea con cordón ya que sujetaremos la zona del arco para evitar su hundimiento, si se trata de sandalias el cierre de velcro debe sujetar también la zona del empeine.

Con este tipo de morfología del pie un quiebre de 2,5 cm ó 3 cm puede favorecer la corrección de nuestro problema.

                                  

 

Pie Plano

Los pies planos son aquellos en los que hay ausencia de arco, por lo tanto la presión al caminar se ejerce sobre toda la superficie de nuestro pie, esta dolencia puede provocar inflamación en el lateral del pie, dolor y callos en la zona e incluso afectar a las articulaciones como rodillas caderas y columna.

Para este tipo de dolencia se recomienda el uso de plantillas anatómicas que crean una compensación en la pisada y recolocan nuestro pie para reducir el impacto en nuestras articulaciones, normalmente la zona del arco se eleva para recolocar así la forma natural del pie y simular la correcta estructura de este. El uso de la plantilla evitará dolores en las articulaciones afectadas como tobillos rodillas, caderas y dolores de espalda.

Que tipo de calzado es el más adecuado

A la hora de elegir el calzado más adecuado para este tipo de plantilla es importante fijarnos en la sujeción de nuestro pie, ya que esta dolencia provoca que tanto el pie como las rodillas tiendan hacia el interior, un cierre de cordón dará la sujeción adecuada. Las plantillas correctoras de pies planos son anchas así que buscaremos una horma en la que nuestro pie tenga movilidad en el interior de nuestro calzado para evitar dolores y presión en la zona del metatarso.

                                 

 

Dolor en el Metatarso. Metatarsalgia

La metatarsalgia es la pérdida de volumen en la zona de los metatarsos, estos permiten la articulación de los dedos de los pies, por lo tanto el impacto contra el suelo es más fuerte y doloroso y viene acompañado de inflamación y sensación de hormigueo en esta zona.

Para evitar estos Dolores es recomendable la utilización de plantillas anatómicas que  amortigüen los pasos y el peso del cuerpo. Hoy en día existen también tratamientos de infiltración de células madre que regeneran y hacen de amortiguador.

Estas plantillas disponen de un corazón metatarsal, pensado expresamente para este tipo de problemas cuya colocación en el lugar exacto de la dolencia te hará notar un alivio inmediato en la pisada.

Qué tipo de calzado es el más adecuado

A la hora de elegir este calzado deberemos prestar mucha atención al quiebre del zapato es decir no debe de superar los 2 cm o 3 centímetros de desnivel. Ha de ser un calzado que aporte estabilidad para que el peso del cuerpo no recaiga sobre la zona afectada además debe incluir buena sujeción tanto en la zona de los contrafuertes como en la zona del empeine y una anchura adecuada para no ejercer presión sobre la zona del metatarso y los dedos.

                                 

 

Esperamos que este artículo os haya servido para resolver alguna de vuestras dudas. Estaremos encantados de poder ayudaros a elegir vuestro zapato ideal, ya que sin un calzado apropiado la solución no será completa

¡Hasta pronto!

¿QUIERE COMENTAR ALGO SOBRE ESTE ARTÍCULO?

Los comentarios deben ser aprobados antes de aparecer


VOLVER ARRIBA